KAKEBO significa “libro de cuentas para el ahorro doméstico”.

Si quieres ahorrar a la japonesa, este es tu libro.

La japonesa pionera del KAKEBO fue Motoko Hani (Japón 1873-1957) y lanzó al mercado el primer kakebo de la historia.

Ya sea porque quieres ahorrar, controlar tu consumo diario, clasificar tus gastos… KAKEBO te proporciona pautas para rectificar malos hábitos y adquirir de mejores.

Planifica tus objetivos mensuales, define tus promesas y fija una cifra para ahorrar. Leer Más

Posted in Sin categoría Tagged

Hace ya un tiempo publiqué la entrada sobre el libro “In Order To Live” de Yeonmi Park, una chica norcoreana que huyó de su país junto con su madre. Si pensaba que no podía encontrar un libro mejor que éste o almenos a su altura, me equivoqué y por ello regreso hoy con “La chica de los siete nombres” de Hyeonseo Lee, quién también huyó de Corea del Norte.

El título del libro está cargado de significado, pues Hyeonseo debido a diferentes circunstancias de su vida y sobretodo tras su huída de Corea del Norte, se vio obligada a cambiar su identidad varias veces para no ser descubierta y por lo tanto repatriada a su país.

En su caso, fue más bien la curiosidad para conocer cómo era la China que podía ver desde el otro lado de la orilla del río Yalu, en Hyesan, su ciudad natal, lo que la impulsó a cruzar el río, estrecho en algunas partes y con la ventaja de que se hiela en invierno y por lo tanto se puede cruzar con relativa facilidad si puedes saltarte los controles policiales. Una amiga suya ya lo había hecho varias veces… ¿por qué ella no? Lo que no sabía era que una vez que cruzara el río, lo que ella creía que sería temporal, se convertiría en un “no retorno”. Así que su vida empieza a cambiar vertiginosamente y tiene que buscarse la vida en China.

No quiero contar más para no desvelar, pero la huida, el deseo de traer a su madre de Corea del Norte,… conforman una trama muy intensa y altamente emotiva del testimonio de Hyeonseo Lee y de las dificultades de desertar, encontrar asilo, adaptarse a un mundo totalmente distinto… Vemos todos sus aprendizajes y cómo cosas que nosotros consideramos “normales” constituían un gran descubrimiento para ella.

Hyeonseo Lee fue la primera norcoreana elegida para exponer su caso en TED en 2013, video que os dejo colgado a continuación:

la chica de los siete nombres

 

Libro: La chica de los siete nombres

Autora: Hyeonseo Lee (coautor: David John)

Traducción de Isabel Margelí

Ediciones Península. Colección: Huellas.

361 páginas

 

Posted in Sin categoría

Vivir en Japón es muy conveniente: la frecuencia de los trenes, las tiendas 24 horas,… Todo está muy estudiado y encarado a cliente por lo que no es dificil vivir en Japón y hay muchas comodidades. No obstante, hoy voy a hablar de lo más 面倒くさい (mendoukusai), o traducido a mi manera, lo que más da por el saco, en mi opinión… LA BASURA!

Pues sí… el tema de la basura da muchos dolores de cabeza:

SEPARACIÓN SELECTIVA 

Esto no me supuso un trauma ya que ya estoy acostumbrada a separar la basura para reciclar, pero el sistema no es el mismo y tienes que aprender de nuevo a separar. Las fracciones de basura más importantes y que se recogen más a menudo son:

燃やせるゴミ(Moyaseru Gomi) – Basura que se puede quemar. Esta sería la fracción orgánica. Si no separáis el papel, la podéis incluir en esta.

燃やせないゴミ(Moyasenai Gomi) – Basura que no se puede quemar. Fracción que no tienes donde separarla. Sprays, objetos rotos,…

プラ(Pura) – Los plásticos. Fácil, pero te tienes que fijar si se trata de plástico que no sea PET por que el PET tiene su propia separación. El Pura suelen ser plásticos blandos de embalajes, algunas botellas, las bandejas del super de la carne, etiquetas de plástico de botellas, etc.

ペット(PET) – Solamente plásticos PET (suelen ser las botellas de bebidas, aunque también podéis encontrar otros envases) que además se pueden juntar con latas y botellas de vidrio. A ver, yo me he encontrado que en Sapporo lo podías juntar, pero he visto documentales en otras ciudades que se debe separar más.

紙 (Kami) – Papel. Todo tipo de papel, se incluye papel que pudiera formar parte de etiquetas de envases.

Si tenéis dudas podéis mirar los envases… Si un envase está compuesto por más de una fracción de residuo se detalla qué parte es qué:img_8393-1

¿QUÉ BOLSA USO PARA CADA TIPO DE BASURA?

Ah no amigos… en el país del sol naciente no puedes usar cualquier tipo de bolsa para sacar la basura… Segúsiteibukuron tengo entendido, cada ciudad tiene sus directrices, por lo que las bolsas de basura no son iguales en todo Japón, depende de la área. En el caso de Sapporo, donde yo viví, usábamos la bolsa amarilla para la basura que se puede quemar y la que no. Para el resto de plásticos, debía ser bolsa transparente.

Las bolsas se pueden comprar en conbinis, drugstores y también en supermercado. Encontraréis diferentes medidas de bolsa también. Yo solía usar las de 10 litros para mi sola, la de 5 litros se me quedaba corta y la de 20 litros era enorme.sapporo-fukuro Fuente:http://sapporo.sunnyday.jp/category/life/life_001.html


CALENDARIO

Pues claro que no… No puedes sacar la basura cuando quieras en Japón… Cada fracción de basura tiene un día asignado. En la imagen de debajo veréis un ejemplo de calendario de recogida de un distrito de Sapporo. La basura que se puede quemar, o sea la orgánica, se puede sacar tan solo dos días a la semana. Sobretodo si tienes restos de pescado, huele fatal y tienes que tener la bolsa en casa bien cerrada… y además como los pisos son pequeños, ya me diréis… Cuando cocinaba pescado o carne, tenía que lavar con agua todas las bandejas también de plástico, porque sino también olía, y el “Pura” el plástico que no entraría como PET, que tan solo se sacaba una vez por semana también tenías que tener cuidado a limpiar lo que echabas. Lo peor es que en general los productos en Japón vienen muuuy envasados. Lo que me ocasionaba, aunque vivía sola, una saca grande de Pura a la semana que también tenia que tener por ahí enmedio…!

captura-de-pantalla-2016-09-18-a-las-13-52-14Y si queréis saber cómo quedaba mi casa tras una Homeparty con mis compañeros de trabajo, en relación a la basura… aquí lo tenéis…

cb0fe329-bf42-4c4f-b2ad-d31fa9535abcHORARIOS PARA SACAR LA BASURA

Los horarios también están fijados para sacar la basura… si… dentro del día fijado para cada tipo de basura no se puede sacar cuando uno le va bien, no. Hay unos horarios… Por ejemplo en mi zona era de 7 a 9:30h aproximadamente. A mi ya me iba bien porque salía de casa a las 7:30h todos los días, por lo que no me suponía ningún problema… EXCEPTO LOS DÍAS FESTIVOS!!!! El día que podía aprovechar para dormir, me tenía que levantar entre este horario para sacar la basura…! Esto es lo que me asqueaba más… porque además solía coincidir los lunes, el día que tenía que sacar la basura que se puede quemar (la orgánica vamos) que es la que más huele…  Así que nada, a levantarse, sacar la basura y volver a dormir… ya me diréis que pereza y además en Sapporo con la nievee!!!

img_7520LUGAR PARA DEJAR LA BASURA

Cada apartamento tiene designado un lugar fijo para dipositar la basura. Hay de muchos tipos, desde una casita cerrada (tipo trastero) que abres y lo dejas dentro, o bien papeleras metálicas como se ve en la foto las cuales van siempre tapadas con una rejilla para evitar que los cuervos (omnipresentes en todo Japón) tengan acceso a la basura. Me comentaron que también hay turnos para limpiar el punto de recogida, pero cuando yo viví allí nadie me dijo nada así que me salvé de este tema.

¿Y SI NO HACES LO QUE TOCA?

Pues te pegan una etiqueta en la basura y no te la recogen. Además los vecinos se fijan y buscan quién a sido… las leyendas urbanas dicen que los vecinos te podrían hasta llegar a dejar tu bolsa de basura delante de tu puerta para que te enteres que no lo haces bien..jajaja. No se si es cierto, pero si he visto en el ascensor de un apartamento de pisos un papel colgado indicando que por favor separen bien las botellas PET del plástico…

Posted in Sin categoría

¿Queréis conocer la vida de un yakuza? Este es vuestra oportunidad y vuestro libro. El autor, Junichi Saga es médico de profesión. Un buen día, en su consulta llega un anciano, Eiji Ijichi, enfermo, al desnudarse deja al descubierto un gran dragón tatuado que cubre su espalda. Tiene una enfermedad que no tiene cura, aunque el doctor lo quiere mandar al hospital, él se niega y le pide que solamente le suministre un calmante cuando lo necesite. Su relación médico-paciente se va estrechando, hasta que finalmente Eiji Ijichi accede a contarle su historia.

Para mi que el escritor del libro sea el mismo médico del yakuza, y poder conocer así de primera mano cómo fue su vida, me parece cautivador. Admiro al médico que a la vez de realizar una profesión como la suya que merece todos mis respetos, a la vez ha sido capaz de confeccionar un libro como este, a partir de las entrevistas al anciano. Para mi tiene un valor incalculable.

Mi intención en esta entrada es dar una visión global del testimonio recogido y animaros a leer la obra completa para mi de valor incalculable por todas las informaciones recogidas que nos trasladan al Japón de la época del anciano.

Leer Más

Tras mi primer contacto con mi peluquera japonesa que ya comenté en mi anterior post. Fui derecha a mi cita con ella, un domingo por la mañana. Aunque tuvimos un principio un poco difícil (risas), lo cierto es que como no puede ser de otro modo en la cultura japonesa de trato con el cliente, me trató de maravilla.

1. La peluquería

La peluquería es de barrio, muy pequeñita, está la peluquera sola (sin ayudantes), una mujer de unos 50 años, pero quizás tenga 60 años, porque los japoneses siempre aparentan menos edad de la que tienen. La tienda forma parte de su casa. La tiene decorada de forma muy cuqui, con muñequitas, una oveja de peluche enorme sentada en una silla como si fuera una clienta y por las paredes tenia decoración colgada de acorde al tiempo que era. En noviembre tenía una decoración en concreto, por navidades otra, por año nuevo otra,… La decoración de la tienda cambiaba de acorde con las estaciones, los eventos,… era totalmente dinámica.

2. El cuidado del cabello por delante del dinero

La peluquería constaba de tres sillas para clientes, con sus espejos correspondientes. Me hizo pasar y sentarme en la silla de enmedio y allí empezó a explorar mi pelo. Nunca nadie antes se había mirado con tanto detenimiento mi pelo, buscó por dónde me salían las canas, por dónde no… Y tras 10 minutos de hairstyle and moneyremirarme me preguntó si iría a menudo. Le dije que cada mes aproximadamente, ya que es lo que me dura el tinte. Me dijo, tenemos que castigar lo mínimo el cabello con el tinte. Por lo que vamos hacer lo siguiente: hoy te hago solo media cabeza (por dónde tenía las canas) y el próximo día hacemos todo, vamos intercalando y así será más sano para el cabello. Anda que en España alguien se preocupa por el estado del cabello por delante del negocio! Pues sí, me salía muy bien de precio, porque un mes me cobraba muy poco y el otro lo normal que me gasto en mi país.

3. Máxima orientación al cliente

IMG_3487Cuando llegaba y me sentaba a la silla, ya tenía preparada en la mesa del espejo un par de revistas para que me pudiera entretener. Revistas con fotos, manga,… creo que hasta tenía en cuenta qué tipo de revista era más adecuada para mí que era extranjera.

Una vez me ponía el tinte, siempre me ofrecía un te, por lo que me contó lo hacía con algas porque es mucho más saludable y antioxidante. Lo que a mi paladar me parecía más una sopa…

Por otro lado, me sorprendió muchísimo no tener que levantarme de mi silla donde me ponía el tinte, cortaba, al sitio para lavarme el pelo. Reclinaba la misma silla, y de un lado de la peluquería extendía un brazo (con su desagüe incorporado) con un lavadero para lavarme la cabeza, todo sin moverme de la silla y sin mojarme una gota.

4. ¡Puntualidad japonesa hasta en el tinte!

Cuando la peluquera me aplicaba el tinte, ponía dos alarmas, para hacer el tiempo exacto que me tocaba cada fase. Anda que aquí vigilan tanto el tiempo… es más, si las peluqueras tienen trabajo, se ponen a hacer otra persona y allí te puedes morir esperando, incluso a veces te empieza a picar… Ella nunca tenía dos personas a la vez, era más importante dar un servicio perfecto que darlo de cualquier manera, aunque aquello no le diera tantos ingresos. No es porque no tuviera faena, siempre se le llenaba la agenda, incluso recibía llamadas que tenía que rechazar por no poder hacerlas.

5. Trato personal

IMG_6658El trato fue excelente y cuando nos veíamos íbamos conociéndonos y resultó que mi peluquera era experta en peinados de quimono. Pero actualmente, prácticamente nadie lleva la vestimenta tradicional japonesa y se tuvo que adaptar a los nuevos tiempos. Era muy honesta y me confesó que la primera vez que me cortó mi pelo, tenía mucha inseguridad dado que el corte que llevo (melena larga escalada) no era habitual allí. Tengo que decir que lo hizo muy bien y no tuve ningún problema. Cómo vivíamos tan cerca, muchas veces por la mañana cuando luchaba por caminar entre la nieve caída en Sapporo me la encontraba a ella paseando a su perro y nos dábamos los buenos días.

Durante el tiempo que estuve allí mi grupo de pop japonés favorito, SMAP, se rumoreaba que se separarían. Me dijo mi peluquera que se preocupó por mi, que me gustaban tanto… y que se puso muy contenta por mi también cuando supo que no se separaban! Qué buena es! Tenía que irme en enero y en aquella ocasión me regalo un accesorio para el pelo para recogérmelo (foto de arriba), que aún no se usar… Pero como finalmente me fui en marzo, en aquella ocasión me regaló un abanico decorativo (foto inferior) para mi madre que debía estar preocupada con la hija tan lejos durante medio año.

IMG_6661

Le estoy muy agradecida por todo y me sabe mal no hacerme una foto con ella, pero no se lo pedí por miedo a no importunarla. Si vuelvo a Sapporo, iré a visitarla de nuevo.

Ir a la peluquería es una de las cosas que siempre me da más pereza…siempre busco la peluquería que me queda más cerca de casa para perder el menor tiempo posible.

Llegué a Japón y al cabo de un mes se me veían las raíces…y las japonesas cuidan un montón su imagen, por lo que tenía que ir a teñirme urgentemente o empezarían a cuchichear… Así que fui en busca de una peluquería. Era principios de noviembre, y en Sapporo (Hokkaido) aún no había nevado, pero tenía que pensar en el invierno que tenía por delante y por lo tanto localizar una peluquería cerca de casa que con la llegada de la nieve fuera cómodo ir. Paseando por el barrio vi a “M&M Hair Salon”, a 500 metros de mi apartamento, un sitio pequeño adosado a una casa donde vivía la propietaria. Una peluquería de barrio en toda regla…

IMG_3430

Me armé de valor y fui, pensando a ver cómo le explico en japonés que quiero teñirme el pelo… bla, bla,… Así fue mi conversación (en japonés obviamente, pero la escribo en castellano):

YO: – Buenos días!

La peluquera de unos 50 años (o más, porque los japoneses siempre aparentan menos edad de la que tienen) me mira con cara de susto. Y prosigo en japonés, para tranquilizarla, mientras un par de clientas no me quitan los ojos de encima…:

YO: -¿ Podría teñirme el pelo?

PELUQUERA: -¿Teñirte el pelo? ¿De rojo? Todas las de Tokyo quieren el pelo rojo…

La peluquera ya me imaginaba así:

japanese red hair

Hice caso omiso a las de Tokyo… ¿qué careto tengo yo para que se piense que vengo de Tokyo,… y no de Barcelona?… En fin… seguí insistiendo:

YO: – No! No!!! Quería teñirme el pelo de un color igual al que llevo.

PELUQUERA: -Eh? (mirándome con cara rara)

Como los japoneses son tan cuadriculados y la mujer no me decía nada… pensé a ver si tiene un dilema en que quizás no me pueda teñir con el color EXACTO que llevo.. así que le dije:

YO: – Er…Bueno… Si no es el mismo… uno parecido…

PELUQUERA: -Es que no lo entiendo… ¿Tú por qué te quieres teñir el pelo del mismo color?

YO: (Coño iba a decir… pero no lo sabía en japonés). Pues porque tengo canas!!!

Le enseño las canas y la peluquera mira, se lleva la mano a la boca y hace un Ohh de sorpresa y dice:

PELUQUERA: 本当だ!(Pues es verdad)

Pues claro que es verdad… ya me gustaría que fuera mentira…!!!! Y se reía.

Bueno, finalmente me dijo que aquél día lo tenía muy lleno. Era sábado. Le digo pues el domingo (en Japón las tiendas, etc. abren también en domingo) y me dice, vale pues, mañana.

Y así pedí hora por primera vez a la peluquería en Japón. Y así conocí por primera vez quién sería mi peluquera durante medio año en Hokkaido.

El tema de la tecnología de los WC japoneses ya es ampliamente conocida, WC con musiquita para que no te oigan los demás haciendo tus cosas, la función de bidé, calentador en el asiento, sensores que hacen que la tapa del wc se abra automáticamente, otros sensores para descargar el agua, etc.

Podemos encontrar mil y una funciones en los WC japoneses, que siempre son una sorpresa para los turistas que vamos a visitar el país. Porque ves un panel de control como este del WC y no sabes por donde empezar, porque tampoco te lo ponen fácil indicando algo en inglés…

リモコン

Pues bien, en este post quiero contar mi experiencia en relación a los baños y WC de Japón.

Leer Más

Posted in Sin categoría

Cuando estuve viviendo en Japón, mis colegas japoneses me preguntaron en más de una ocasión si viviendo en Japón, al empezar a dormirme se me había paralizado alguna vez el cuerpo. Les dije que no y pensé que cosa más rara me están preguntando… y al ver que en otras ocasiones volvían a hacer énfasis en el tema, pregunté que por qué me lo decían.

Al empezar a dormirte o durante el sueño, si estás despierto pero aunque quieras no puedas mover el cuerpo, creen que es debido a una presencia fantasmal, que está contigo y no deja moverte. Me dijeron que era un fantasma japonés muy típico (kanashibari – 金縛り). Entonces pensé, ya les vale, que saben que vivo sola y aquí metiéndome miedo en el cuerpo… Y además me explicaban historias  reales que les habían pasado, dos de mis colegas que habían vivido en el mismo apartamento, pero en tiempos distintos, ambos habían experimentado este fenómeno y lo atribuían a que en aquél apartamento había un fantasma.

No le di más importancia, ya que no creo en estas cosas y durante mi estancia en Japón no me pasó nunca. Así que dejé la anécdota apuntada en mi libreta de notas para hablarla algún día en el blog.

かなしばり

Pero hace una semana, durmiendo la siesta me pasó. Estaba en el sofá y podía ver lo que la posición de mi cabeza me permitía, ya que no podía moverla y sentía todos los ruidos de la calle, de mis vecinos, mi periquito,… Aunque más que quisiera no podía moverme y sentía una presencia detrás de mi, aunque no alcancé a verla. Se me hizo muy largo y lo pasé muy mal. Me desperté jadeando y viendo, lo que veía en mi sueño, por lo que estoy segura que estaba durmiendo con los ojos abiertos o algo así. Así que pensé en mis colegas japoneses y busqué por Internet información:

Según la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño, este fenómeno recibe el nombre de “parálisis del sueño”.

“Consiste en un período de inhabilidad para realizar movimientos voluntarios al inicio del sueño (hipnagógica o forma predormital) o al despertarse, ya sea durante la noche o la mañana (hipnopómpica o forma postdormital). La parálisis es totalmente normal y se produce cada vez que el individuo duerme. Es el mecanismo natural de defensa del organismo para evitar el “escenificar físicamente los ensueños”, lo cual podría resultar dañino y peligroso para el individuo dormido (sueño REM sin atonía, no sonambulismo que se produce en las fases de sueño profundo). Normalmente no se está consciente en ese estado.” (Fuente: http://www.taringa.net/posts/info/7135064/Paralisis-del-sueno-Terror-Nocturno.html) 

Así que aquí tenemos la explicación científica. Es un trastorno del sueño, que afecta un 50-60% de la población, como mínimo una vez en su vida.

No sólo en Japón se cree en qué es un hecho paranormal también en  la cultura afroamericana, camboyana, vietnamita, china, húngara, islandés, malta, turca, mejicana, estadounidense, irlandés, pakistaní y coreana. Cada una tiene su interpretación propia, pero la mayoría debido a seres paranormales como fantasmas, espíritus, diablos, etc.

かなしばり2

¿Conocías este fenómeno? ¿Te ha pasado alguna vez? Escribe un comentario!

Este es el libro que relata la huida de Yeonmi Park de su país de origen, Corea del Norte. Es una historia estremecedora hacia la libertad.

En los años 60-70, el gobierno norcoreano proporcionaba comida, vestidos,… no obstante, después de la Guerra Fría, la economía colapsó y la situación de los norcoreanos emyeonmi parkpeoró. La familia de Yeonmi Park se encontraba en un “status” de nivel bajo en la sociedad norcoreana, por lo que no disponían de unos ingresos fijos para subsistir el matrimonio y las dos hijas. Por ello, el padre buscó la forma de poder alimentar a su familia comprando artículos en la zona límite de Corea del Norte con China y tras sobornar los guardias, los introducía al interior del país para revenderlos en el mercado negro. Pero llegó el día, en que delataron la actividad del padre de Yeonmi Park y lo hicieron prisionero y lo mandaron a un campo de rehabilitación. Con el padre prisionero, la madre y las dos hijas tenían que conseguir comida. Ésta era su máxima preocupación, poder sobrevivir. Su madre se veía obligada a dejarlas solas en casa a las edades de 10 y 12 años, a vece tardaba tanto en volver, que ellas dos en invierno, sin recursos, tenían que apañárselas con la comida que había en la casa. Si hacía buen tiempo iban a la montaña a coger hierbas silvestres para comer.

Llegó un día en el que la hermana de Yeonmi Park dijo que quería escapar a China para tener una vida mejor, había hecho un contacto para cruzar la frontera. Su padre condenado como criminal, la familia también son considerados criminales en Corea del Norte, por lo que decidieron huir. Su hermana se fue antes, Yeonmi Park y su madre se fueron detrás para reencontrarse con ella. Yeonmi Park a sus 13 años y tras una operación de apendicitis cruzó con su madre el río Yalu (separa Corea del Norte de China) y llegaron a China, tras subornar unos guardias y con la ayuda de su contacto. Una vez allí, aunque había tanta comida, que no se la podían terminar toda… su vida se convirtió en un infierno. Fueron vendidas. Tráfico humano. No encontraron a su hermana al llegar a China y Yeonmi Park vió como violaban su madre con sus propios ojos. Éste fue el inicio del arduo camino a su libertad.

No quiero desvelar más. Su testimonio no deja indiferente a nadie. Las atrozidades que ha sufrido Yeonmi Park, su madre… y seguramente otras mujeres norcoreanas que abandonaron su país de origen; no dejan a nadie indiferente.

Un testimonio culpidor y crítica al régimen norcoreano.

Os dejo un video. En el inicio, se narra la parte de la huida y posteriormente encontramos una entrevista a Yeonmi Park.

Actualmente Yeonmi Park, está luchando por defender los derechos humanos, dando a conocer su testimonio y denunciando así el régimen norcoreano a través de entrevistas, conferencias en universidades, etc…

Podéis seguirla en su Facebook o cuenta de Twitter (@YeonmiParkNK).

in order to live

Libro: In Order to Live. A North Korean Girl’s Journey to Freedom.

Autora: Yeonmi Park with Maryanne Vollers

Editorial: Penguin Press

Edición 2015

273 págs

Idioma: Inglés.

Coincido con la crítica de Jon Stewart sobre este libro:

Impresionante. No se parece a nada que haya leído.

He leído ya varios libros sobre Corea del Norte, sobre la impresión que les ha causado a los autores, pero como ya sabemos, las entradas en Corea del Norte están totalmente pautadas, es muy difícil salirse del guión, y aún más, poder formar parte del día a día de los ciudadanos.

Suki Kim, nacida en Seúl, pero residente en Estados Unidos, ya había viajado  a Corea del Norte como periodista en anteriores ocasiones. Esta vez, encubierta como misionera cristiana, tendrá la oportunidad de formar parte de las vidas de 270 estudiantes que forman parte de la élite norcoreana, enseñando inglés.

Su libro es el resultado de los meses en convivencia con ellos, mientras tomaba notas en un USB que siempre llevaba consigo. De esta forma, vemos en el libro de Suki Kim, un punto de vista totalmente nuevo a los libros que nos han llegado hasta ahora, sobre viajes a Corea del Norte o testimonios de desertores norcoreanos; nos ofrece la oportunidad de formar parte de su experiencia, desde un punto de vista totalmente distinto.

Leer Más