Kenzaburō Ōe en “Una cuestión personal” relata el pensamento interno, emociones y contradicciones, en que se encuntra el protagonista de la novela, Bird, cuando le informan que su primer hijo ha nacido con una hernia cerebral. Tras el diagnóstico desesperanzador que dan los médicos, la criatura podría morir en las próximas horas o días; o bien podría quedarse con un vegetal si lo operasen; el protagonista se debate entre el rechazo y la aceptación de la criatura. Por un lado,  su mujer desconoce el estado de la criatura y su suegra parece que espere que se muera la criatura. Por lo que Bird, se encuentra como responsable de hacer el seguimiento de su hijo a la clínica donde le ingresan. Ante la confusión y la imposibilidad de hacer nada al respecto, durante los primeros días tras el nacimiento de su hijo, se evade huyendo de la realidad. Se debate en el dilema de qué hacer con la criatura.

El argumento principal de la novela trata el impacto psicológico de Bird, al tener que afrontar el contratiempo del nacimiento de su hijo con problemas de salud. Bird es un chico joven de veintisiete años, inmaduro, acomodado en una monótona vida de profesor y que aún no está preparado para ser padre, se encuentra que su primer hijo ha nacido con un problema de salud. Desde este momento, vemos como Bird no acepta este hecho. Esta responsabilidad le provocará la frustración a su sueño no cumplido de viajar a África, puesto que el dinero que tenía ahorrado para el viaje lo debe dejar a la clínica para tratar el niño.

Leer Más

La mayoría del público lector, cuando pensamos en un escritor japonés, nos viene a Haruki Murakami a la cabeza. Pero hoy os hablaré de un escritor cuya obra está influenciada por su vida, desde que lo descubrí, no puedo evitar sentir admiración por él. Hoy os hablaré de otro escritor de los grandes: Kenzaburō Ōe (Ōse, illa de Shikoku, Japón, 1935).

kenzaburo

Es uno de los autores más influentes e la literatura japonesa de postguerra. Fue el segundo escritor japonés en recibir el Premio Nobel de Literatura el año 1994. En 1963, Ōe fue marcado por dos acontecimientos críticos: el nacimiento de su hijo con una hernia cerebral que requería operación quirúrgica compleja; y por otro lado, su contacto con las víctimas de Hiroshima, en su activismo en contra las armas nucleares. Ambos sucesos dejarán una profunda huella en su carrera literaria. A partir de este momento,  Kenzaburō Ōe  deja a un lado las obras controvertidas de carácter político, para la creación de obras con un carácter fuertemente humanista.

Posted in Sin categoría