IMG_9606Cuando viajé a Kuala Lumpur, tuve la oportunidad de asistir a una feria de libros, lo que para mi sería el paraíso, puesto que había una sección entera en inglés y podía allí encontrar buenos libros sobre la región asiática a un precio muy asequible comparado en mis compras por Internet desde mi país. Y justo ahí, en un estante, me enamoré del libro “When I was a kid 3” porque era el nuevo y estaba en posición privilegiada…entonces vi que había el 1 y el 2… ¿Cómo empezar por el 3 si el 1 no lo había leído? Pero claro, dentro de mi paraíso, tenía que tocar de pies al suelo, puesto que tenía que regresar en avión y la maleta no podía llenarla de libros a la tuntún.

Fue amor a primera vista.

Me llevé el 1, el 2  y el 3.

… Y hoy os cuento un poco sobre “When I was a kid 1”.

El autor Cheeming Boey, nos muestra sus historias cuando era niño en un formato todo a mano, que llaman la atención desde el primer momento. Además, de vez en cuando ves alguna tachadura, en la que combina el humor de las palabras tachadas y su rectificación posterior. Boey es un autor de Malasia y por ello sus historias de niño conllevan elementos de la cultura del país que tras haber viajado puedo reconocer y me encanta.

Os dejo un ejemplo para que podáis ver su estilo y una de sus historias para que os entren ganas de leer todo el libro. La historia de “My first pet” es especialmente significativa por el hecho de esconder un perro en la frontera de Singapur-Malasia, porque no llevaba la documentación pertinente.
IMG_0623IMG_0624Sus historias son muy divertidas, con anécdotas de cuando era niño, en las que muchas veces te ves reflejado y piensas en aquellos ya lejanos años, en la inocencia y en las travesuras.

Leyendo este libro encontré también una parte de una historia, en la que Boey niño salía al patio con su madre, pero que para evitar que le picaran los mosquitos, se ponía en la hoguera que quemaba su madre para coger olor a humo y que no se le acercaran. Esto me recordó que cuando fui en Malasia, hubo un día en que nuestros amigos de allí, nos invitaron a una barbacoa. Al llegar al sitio encendieron una hoguera y yo  me pensé que cocinaríamos ahí, pero luego vi que cocinaban en una barbacoa. Fue entonces cuando me pregunté ” Y entonces para qué la hoguera?”, y resultó que era para ahuyentar los mosquitos!

IMG_9926

IMG_0625

 

 

 

Esta foto es de la hoguera, que creía que sería la barbacoa en Malasia.

 

Hay muchas historias divertidísimas. Os lo aconsejo 100%!when i was a kid 1

 

Libro: When I was a Kid (el 1). Childhoold stories by Boey.

Autor: Cheeming Boey

Editado en 2011 por Cheeming Boey.

Si lo queréis seguir, encontraréis más trabajos del autor en su página web:

www.iamboey.com 

O también lo podéis seguir por el facebook o twitter.

 

Nunca me cansaré de las ilustraciones de Florent Chavouet con su toque de humor! Si ya me encantó “Tokyo Sanpo” del que ya hablé en un post anterior, en el que Florent nos mostraba Tokyo a través de sus lápices de colores; para mi “Manabé Shima” es aún mejor, puesto que nos descubre la isla que lleva este nombre en la prefectura d’Okayama, que al ser menos conocida para el público, para mi tiene un interés doble tanto en contenido, como en el diseño de los dibujos.

IMG_7440

¿Dónde está Manabé Shima? Yo no tenía ni idea, así que consulté a nuestro amigo Google Maps…

Leer Más

El libro “Tokyo Sanpo” es un libro de las ilustraciones que realizó su autor durante su estancia de 6 meses, en la ciudad de Tokyo. Florent Chavouet nos descubre a través del libro los distintos barrios de Tokyo, siempre con un toque de humor. En bicicleta, con su silla plegable, cuaderno y lápices de colores, nos muestra rincones de la ciudad, así como su gente.
En el libro cada barrio se presenta con su respectiva “koban”, es decir, la comisaría del barrio. Sobre los “koban” corre el rumor infundado, que los policias suelen estar bastante tranquilos y que si eres un extranjero que no sabes japonés y les preguntas por alguna dirección, dificilmente te solucionan el tema… No lo he comprobado por mi misma, así que si alguno de vosotros tiene experiencia con los koban, dejad vuestro comentario debajo el post! Tengo que decir que Florent las dibuja con mucha gracia y algunas de ellas, sin el título del barrio, con los personajes que están hablando con el policia, ya se puede deducir de qué barrio de Tokyo se trata… os dejo una pequeña muestra:

Leer Más

Hace unos años visité una exposición que recibía el nombre de “Corea del Norte: El peso de la historia.” que organizó Casa Asia. Consistía en la exposición de un total de 172 carteles de propaganda política de Corea del Norte en el transcurso de 6 décadas desde la firma del armisticio en 1953 hasta la actualidad.
Me dejó fascinada el grafismo de los carteles y los mensajes de los mismos, los cuales transmitían la ideología juche de la República Popular Democrática de Corea. Por esta razón, no pude evitar comprar el libro sobre la exposición que muestra estos carteles de comunicación para el pueblo norcoreano, que te transportan a la política de Corea del Norte.
Los carteles expuestos forman parte de una colección privada de un ciudadano chino Ou Yang, que en el transcurso de largos años ha acumulado estos materiales. A continuación les muestro el vídeo que le hicieron al mismo, desde Casa Asia, en relación a la exposición:

 
Es de agradecer que estos carteles hayan podido ser expuestos y poder tener más información de la hermética Corea del Norte. Por otro lado, se muestra la importancia que tienen aún los carteles como medio de comunicación en las vías públicas, dirigidas a las masas populares. A continuación les muestro algunos ejemplos de estos carteles.

Leer Más

Hiroshige fue uno de los pintores que introdujo el paisaje en la xilografía japonesa (grabados en madera) denominada ukiyo-e. El ukiyo-e mostraba “imágenes del mundo flotante” que derivaba de la idea budista del carácter efímero e ilusorio de la existencia terrenal. La brevedad e inconsistencia de la vida, dejándose llevar, gozando el presente y buscando los placeres para todos los sentidos. No obstante, durante el período Edo, adquirió un matiz hedonista, relacionado con las diversiones de la población de las ciudades en las casas de té y en los barrios de placer, en el teatro Kabuki y en los torneos de Sumo.

Hiroshige contribuyó en la representación del paisaje japonés del siglo XIX.

La xilografía japonesa de paisaje tuvo una gran acogida entre la población entre otros motivos, porque la población que no podía permitirse comprar pinturas caras, preferían xilografías baratas; así como la agudización de las leyes de la censura con las que el gobierno militar, quería erradicar los temas inmorales de burdeles y el exagerado lujo en las estampas ukiyo-e.

Leer Más