Para los estudiantes de lengua japonesa que ven en los Kanjis (caracteres japoneses) unos garabatos sin sentido y lejos de cualquier tipo de lógica para su memorización, les recomiendo el libro de “Kanji. La escritura japonesa” de Albert Torres i Graell.

El origen de la palabra Kanji se encuentra en:

Kan –> Nombre de una dinastía china que reinó en el siglo II aC al siglo III dC, época en que se introdujo la escritura china en Japón.

Ji  –> que significa letra.

En primer lugar encontramos que el autor realiza una breve introducción histórica en la que nos cuenta la inexistencia de un tipo de escritura en Japón, anterior a la introducción de la escritura china y compara que el chino ha significado para el japonés lo que el antiguo griego para las lenguas occidentales. La lengua china se introdujo en Japón a través de Corea, como también lo hicieron el pensamiento chino y el budismo. El japonés adoptó los caracteres del idioma chino en la escritura, pero conservando la pronunciación del lenguaje japonés. Este es el motivo por el que chinos y japoneses pueden entenderse mediante los caracteres escritos, dejando a un lado los caracteres simplificados, pues conservan en la mayoría de los casos su significado original, aunque no se entiendan con la lengua oral de cada uno de los idiomas.

El autor también nos destaca la belleza de la escritura de los Kanjis y del arte de la caligrafía y diferencia los distintos grupos existentes en esta última, con ejemplos ilustrativos.

Los Kanji se forman de una serie de caracteres o trazos básicos que reciben el nombre de radicales. Su conocimiento será de gran ayuda para comprender el significado de los kanjis que lo contienen.

Por ejemplo:

El radical 言, está presente en la mayor parte de kanjis que están relacionados con el lenguaje:

語= idioma

話= hablar

訳= traducir

El radical 扌, forma simplificada de 手(mano), indica acciones que se realizan con ella:

捨= arrojar

押= empujar

抵= sostener

Quiero destacar el interesante análisis que realiza el autor en los radicales principales que además son caracteres. Muestra su evolución con el paso del tiempo, su significado y además proporciona unos ejemplos de kanjis que lo contienen analizando su significado; elementos que ayudan a su comprensión y memorización.

A continuación voy a exponer un par de ejemplos extraídos del libro:

木 – árbol

La figura principal representaba un árbol con sus ramas y raíces. Como radical aparece en los nombres de las diferentes especies de árboles y también en muchos símbolos relacionados con la construcción o estructuras. La madera era y todavía es en Oriente la materia prima principal para construir. Ejemplos de Kanjis que contienen el radical árbol:

村= aldea

松= pino

林= bosque

森= selva

梅= ciruelo

橋= puente

架= construir

東= este (representa un sol: 日, apareciendo detrás de un árbol)

石 – piedra

El dibujo original representaba una piedra junto a la ladera de un monte.

Algunos Kanjis que contienen el radical piedra:

砕= quebrar, pulverizar (九nueve, 十diez, en una piedra al ser quebrada se forman muchos pedazos)

砂= arena (少 poco, pequeño, la arena está formada por piedras pequeñas)

砲= cañón. Las primitivas balas de cañón eran de piedra.

El autor enumera los 214 radicales básicos en su libro y además la relación de los 1850 carácteres aprobados por el Gobierno japonés para su uso en periódicos y publicaciones.

Recomiendo especialmente este libro por toda la parte que hace referencia al análisis de los radicales y el porque de su presencia en los Kanjis y cómo los podemos relacionar para intuir su significado. Me ha mostrado que indagando en los diferentes elementos que forman el Kanji se puede llegar a deducir parte de su significado por lo que supone una ayuda en su estudio y evita confusiones con Kanjis muy similares.

 

Título: Kanji. La escritura japonesa.

Autor: Albert Torres i Graell.

Editorial: Hiperión

8a edición: 2009

255 págs

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *