Me dispongo a presentaros el libro “Gestualidad japonesa” de Michitaro Tada. Aunque hace poco tiempo he dedicado un post a la gestualidad japonesa desde un punto de vista ameno a través del libro “70 japanese gestures. No language communication” de Hamiru-aqui; el libro presente es una interpretación profunda del antropólogo Michitaro Tada, de la interpretación de los gestos de los japoneses.

A continuación haré mención a algunos gestos, así como comportamientos, que me gustaría destacar tras la lectura del libro como imitación vs. originalidad, gambaru, asentir, tomar distancia, timidez, sonrisa, modales, ikebana, rascarse la cabeza, el signo de promesa, caminar deslizando los pies,…

– Imitación vs. originalidad, el autor apunta que los japoneses son “copiones”, desde tiempos atrás. Los ceramistas japoneses se enfrentaban el problema de hacer “buenas” copias de la cerámica chian. El autor reflexiona que una cultura, sin imitación, no se podría traspasar entre las distintas generaciones. Además profundiza en el tema y comenta que de la imitación surge la originalidad, al imitar a la vez, se manifiesta la sutil individualidad. Tal como expresa el autor: “Es la cultura misma lo que se copia, por eso se transforma y luego se arraiga”.

110924blog_04

– Gambaru, con esta palabra que significa “trabajar duro; rendirse, jamás” el autor, comenta la diferencia de su uso en el tiempo. En su significado original se refiere a la acción de quien se expone sin conceder o doblegarse ante los demás. Actualmente esta palabra se usa con mucha frecuencia, pero a diferencia de su origen de connotación negativa, puesto que implicaba que una persona se destacara y se propusiera como alguien fuera de lo común y se veía como algo negativo para la armonía comunitaria; actualmente tiene connotación positiva, aunque promueve el ser individual, un individualismo que tiene su raíz en la “simpatía mutua” entre individuos.

-Aizuchi (asentir, hacer eco), asentir con la cabeza en los japoneses, no significa afirmar con un “sí”, sino dar consentimiento a su interlocutor.

-Hedatari (distancia, enajenamiento frialdad), los japoneses a diferencia de los occidentales, cuando conocen una persona necesitan mantener distancia y luego, con el tiempo llegan a ser íntimos, cercanos. Esto viene dado por la reserva y el respeto por las distancias sociales. También hay diferencia en los sexos, los hombres aún siendo amigos íntimos, sólo se tocan por accidente, es su manera de expresar la intimidad. Entre chicas, en cambio, se elimina totalmente esta distancia, es su forma de expresar su intimidad.

-Hanikami (timidez), se expresa bajando la mirada y no mirando directamente a los ojos de la otra personal. Este comportamiento se deriva de la jerarquía de antaño, que se ha ido abriendo a la modernidad y actualmente mirar fijamente ya no se considera tanto una ofensa.

-Bisho (la sonrisa), las mujeres japonesas cuando sonríen se cubren la cara. Este comportamiento tiene su origen en las mujeres de antaño, que se cubrían la cara con la manga del kimono para evitar mostrar una expresión desnuda a los demás, como puede ser la tristeza o la timidez o una risa que pudiera resultar descortés.

katatede

-Saho (los modales, reglas de etiqueta), sobre este apartado destacaré que los japoneses evitan sonarse la nariz en público.  Cuando van a un restaurante acompañados los japoneses siempre están pendientes de servir la bebida a los otros y que durante la comida no les falte la misma.

20101213_1761527

-Ikebana, el arte del arreglo floral, también es una forma de comunicación para los japoneses. El arreglo expresa en él los sutiles gestos de la mujer que lo creó. El autor comenta que el arreglo expresa los gestos que la mujer no puede realizar abiertamente. Es adecuado que los gestos de una mujer sean discretos, reservados o moderados, tanto como sea posible. Lo que es particular en Japón, es que si una mujer exhibe su belleza, deja de ser hermosa, es decir, si ostentan su belleza, alardeando y luciéndose, ya no se puede considerar hermosura.

-Atama o kaku (rascarse la cabeza) es un tic inconsciente particularmente japonés.

Yubi-kiri (signo de promesa), entrecruzar los dedos meñiques como señal de promesa.

Los japoneses tienen un juego de niños entorno a este gesto, mientras tenga este espíritu de juego, conserva un rastro de incertidumbre, de imposibilidad. Yubi-kiri es y no es una promesa.

img_0

-Sariashi (caminar deslizando los pies), según el autor, los occidentales comprendemos el cuerpo en unan sola unidad, utilizamos los pies aprovechando la inercia o impulso del cuerpo. Al autor del libro, le sorprendió una camarera de Bretaña que iba cargada con una bandeja en las manos y abría y cerraba la puerta con el pie. La cultura japonesa traza una división entre la mitad superior e inferior del cuerpo, tomando la cadera o cintura como límite. Por lo que una persona japonesa cuando camina, el movimiento de piernas y pies no está asociado con la parte del tronco. Se considera antiestético poner las piernas y los pies en acción aprovechando la incercia y el impulso físico. Hacer cosas con los pies era generalmente vergonzoso, por lo que la gente caminaba deslizando los pies para que su movimiento afectara lo mínimo posible a la mitad superior del cuerpo. Ha sido la forma de caminar de acuerdo con las normas de cortesía. No obstante, se produjo un gran cambio en este sentido al ver, que caminando de ese modo no se podían ganar deportes, ni guerras, por lo que el pueblo japonés tuvo que aprender a moverse de manera occidental.

-Kushami (estornudar). Existe la creencia popular entre los japoneses, que cuando alguien estornuda, es porque hay otros que están hablando mal de él. Esta idea tiene origen en la creencia que con el estornudo, el espíritu de la persona se va de su cuerpo y puede ser entonces víctima de los malos espíritus.

Si tenéis más interés sobre el papel de los gestos y su interpretación antropológica y cultural de la población japonesa, éste es vuestro libro.

IMG_5507Título: Gestualidad japonesa

Autor: Michitaro Tada

Traducido por: Anna Kazumi Stahl y Tomiko Sasagawa Sthal

2ªedición 2007

Editorial Adriana Hidalgo editora

Colección: el otro lado / ensayo

277 págs

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *