Seguimos con la maratón Banana Yoshimoto, novelista japonesa contemporánea de la que ya hemos comentado otras de sus obras en este blog como “Kitchen” o “N.P.“. Esta vez le toca el turno a la novela “El Lago”. Su protagonista, Chihiro, es una chica artista que se dedica a pintar murales. Sin pareja, vive con el dolor de haber perdido su madre.

En la historia de los padres de la protagonista, se muestra la importancia de las apariencias, de las diferencias entre clase social y de la presión de la sociedad. Su madre, propietaria de un club de lujo en los barrios de ocio de las afueras de Tokyo y su padre hombre de negocios, éste último no se quiso enfrentar a su familia y aunque estaba enamorado de su madre, nunca se casaron. Chihiro reprochará en el libro la posición de su padre pero acabará por valorarlo como “una historia corriente”. Su padre apenas lo veía y ella se crió con su madre.

Al perder su madre, decidió cambiar de ciudad y ir a vivirse sola. Desde su apartamento, ver al vecino de delante de su casa por la ventana le daba tranquilidad. Con el tiempo acabaron por saludarse y estrecharon su relación. El chico, Nakajima, también se encuentra herido por una misteriosa experiencia será el hilo del libro. Chichiro sin presionar esperará a que Nakajima le abra su corazón y pueda entender la razón de su dolor. Chihiro terminará por conocer los amigos de Nakajima, quiénes viven en soledad al lado de un lago lleno de misterio.

Otra novela de Banana Yoshimoto, donde los protagonistas se encuentran marcados por el dolor de la muerte y esta vez además se hace eco de la secta Aum Shinrikyo. Dos personajes que buscan superar su pasado.

el-lago

Libro: El Lago

Autora: Banana Yoshimoto

De la traducción de Lourdes Porta Fuentes

Colección Andanzas

Editorial: Tusquets Editores

182 páginas

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *