Si recuerdo Malasia, la fruta “Durián” es una de las cosas que más me impactó.

Los “Durián” son unas frutas, de un tamaño un poco más pequeño que un melón, recubierto de una cáscara que me recuerda a un erizo pero sin pinchar. Mejor os dejo una fotografía:

durian

Para comer, se tiene que romper la cáscara y ahí hay su fruto de color amarillento, de textura pastosa. Es una pena que a través de la fotografía no podáis apreciar el olor de esta fruta. Es muy intenso! Para mi muy desagradable. Recuerdo un día por la mañana a las 6, íbamos con una furgoneta con los amigos de Malasia y llevaban uno dentro de una bolsa… el olor me revolvía el estómago! Suerte que en una hora lo regalaron a otro miembro de la familia y nos lo quitamos de encima. Para la gente de Malasia y he leído que también en el sureste asiático, es una fruta muy preciada! Por lo que me siento un poco mal de “criticarla”… pero lo siento, no tuve el valor de comérmela por el olor.

Cuando vi que en un hotel en Penang prohibían su entrada, pensé que no era algo mío, que realmente huelen muy fuerte!

no durians

Nuestros anfitriones en Malasia no podían ser mejores y por supuesto, nos llevaron a ver una plantación de Durián y a probarlos. Como ya os he dicho no me atreví, pero ellos estaban en su salsa comiéndolos… les encantan!

IMG_9544Lo sorprendente para mi vino después. Después de comerlos, en la misma cáscara, se llena un compartimento de estos donde había la fruta y se disuelve agua con sal y se tiene que beber. Según mis fuentes malayas esto se hace para rebajar el calor que produce esta fruta al cuerpo y además si también la usas para lavarte las manos, ayuda a quitarles el olor de la fruta!

Aparte de la fruta, luego hay todo tipo de variedades con ella: helados, galletas,…

¿Algún valiente la ha probado y quiere dar su opinión? ¡Dejad vuestros comentarios!

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

1 Comment

  1. Hosting Italia

    Consume o traslada primero los frutos que estan a la vista, luego cuando tengas una mitad del durian sin la fruta que ha sido consumida o extraida, coloca las palmas de tus manos a cada lado de la parte blanca dentro del durian. Aplica algo de fuerza para partir la mitad del durian en dos.

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *