“Chicas de fábrica. De la aldea a la ciudad en la China contemporánea” de Leslie T.Chang. Es un relato sobre las chicas jóvenes que emigran de sus pueblos de la China rural a las ciudades para subsistir. Se centra en las chicas establecidas en la ciudad de Dongguan, importante ciudad industrial situada en el Delta del Río Perla.

Ante todo quiero apuntar que este libro se editó por primera vez en el 2008, por lo que la situación en Dongguan puede haber cambiado, así como las leyes chinas, pueden haber sufrido algún cambio. No obstante, este libro trata también de los sentimientos, emociones y sueños de estas chicas, lo cual lo hace perdurable en el tiempo.

20070612-burtynsky-mw13-009-910

PERFIL DE LAS MIGRANTES

Para estas chicas jóvenes, irse a la ciudad, supone realizar un sueño y tener una vida mejor; no obstante, se encuentran solas, ante unas condiciones laborales nada fáciles, con dificultad de hacer amigas,… La mayoría de chicas son menores de edad y entran con documentos falsos, para no ser descubiertas no revelan sus nombres, se juntan por provincias, pero las relaciones no son sinceras por miedo a ser descubiertas. A la autora no le resultó fácil conocer a chicas de las fábricas, quedaban con ella, pero luego no se presentaban, sin ofrecer ninguna explicación o disculpa. Ninguna estaba dispuesta a aceptar el teléfono móvil que les ofrecía la autora para estar en contacto, no querían esta responsabilidad. Podían ser amables un día y frías el otro.

CONDICIONES EN LA FÁBRICA

En las residencias de las fábricas, en general, se albergan 12 chicas por habitación, en unas condiciones precarias. En relación a estas condiciones, se publicó un artículo hace un año en la Vanguardia, sobre muertes súbitas de chicos jóvenes en esta ciudad. Las largas jornadas laborales, la insalubridad, la poca ventilación en los espacios pequeños que viven, son perjudiciales para la salud de los empleados. Además se puede ayudar a las familias de las víctimas a conseguir indemnizaciones, ya que el exceso de trabajo no está regulado por la ley china.[1]

¿Volver a su pueblo? Supondría una derrota. No hay marcha atrás.

Hay gran cantidad de pequeños robos en los dormitorios, por lo que se prohíbe a los trabajadores entrar en ellos durante las horas de trabajo. Las riñas de planta de producción pueden trasladarse a los dormitorios.  Se forman bandas y algunas roban a los trabajadores el sueldo, otros sustraen parte del producto de la fábrica. Las bandas practican una integración vertical peculiar, en calzado por ejemplo: un grupo puede sustraer cordones de la fábrica y otro suelas de zapato… En el universo de la falsificación china, tenemos el resultado del ensamblaje ilícito de partes auténticas.

En la cadena de producción hay una señal de plástico colocada delante de cada sector de la cadena de montaje que muestra cuántos segundos necesita un trabajador para completar una tarea determinada.  La fábrica tiene su propia jerarquía (siguiendo en una fábrica de calzado): los mejores empleaos están en el departamento de desarrollo, se producen pequeñas cantidades de zapatos para muestras y no hay mucha presión; los cortadores y los que hacen las suelas, al ser los primeros de la cadena de montaje, marcan el ritmo y gozan de mayor libertar. Los puestos de mayor estrés son los de coser y ensamblar, ya que la presión les llega de los dos extremos: los que les preceden y los de detrás. La autora comenta que los trabajadores tienen un dicho:

Los que cosen son reñidos a muerte

Los de la cadena de montaje trabajan a muerte

Los que cortan juegan a muerte

Tenaga Kerja 2

ANHELO DE UN TRABAJO MEJOR – FORMACIÓN

Ante estas condiciones las chicas apuestan por formarse y ascender. Por ello, después de sus larguísimas jornadas de trabajo, por las noches asisten a academias de formación. Hay muchas academias establecidas en la zona de Dongguan, prometiendo un mejor futuro a la situación actual de la población inmigrante china. Han proliferado de tal forma, que además se copian entre ellas y se encuentran temarios exactos de unas a otras. Aquí la autora hace una crítica al sistema educativo chino. Los estudios superiores siguen siendo una de las áreas más conservadoras de la sociedad china, profesores retrógrados, restricciones y obsesión histórica por las notas de los exámenes (recordamos en al China tradicional como los exámenes de la Administración Pública imperial, estaba concebido a recompensar unos pocos). Las escuelas comerciales establecidas en Dongguan pertenecen a otro mundo, libres de enseñar lo que quisieran, con materiales de internet, o sus propias experiencias, no se enfrentan alumnos, ni se ponen notas. El inglés también era una oportunidad para conseguir un trabajo mejor, también las academias de inglés proliferaron en Dongguan.

 LA PROSTITUCIÓN COMO ALTERNATIVA

Ante las condiciones precarias de la fábrica, el horario de trabajo que se alarga hasta la noche,… lleva a algunas de estas chicas a prostituirse. Ésta es otra vía de salida para las migrantes chinas, acceden así a ganar más dinero, sin afrontar los sacrificios a los que están sometidos en la fábrica. Lo esconden de su familia a la que mandan dinero, pero no saben nada acerca de su vida en la ciudad.

FUTURO

Después que las migrantes conseguían tener un trabajo estable, su siguiente objetivo era encontrar marido. A diferencia de los migrantes de los años ’80 o ’90, que volvían al pueblo natal a casarse, actualmente ya no es así, escogen ellas mismas su marido.

VISITAS A LA FAMILIA – LA VUELTA AL PUEBLO

La autora cuando acompaña a las chicas de vuelta a su pueblo por Navidades, éstas últimas tienen sentimientos confrontados: ganas de llegar, pero también ganas de marcharse y mejorar la situación de la familia en el pueblo. En su retorno, la familia y los vecinos las ven como personas de éxito y las cuidan.

Descubriremos como la familia de la autora son también una familia de migrantes y veremos como en su estancia a China aprovecha para investigar también sus orígenes, nos explicará la relación entre los miembros de su familia y qué papel tuvo la situación política de la China en la dispersión de su familia.

EVOLUCIÓN

Finalmente veremos, como Chunming, una de las chicas de fábrica a las que ha seguido su trayectoria, vemos como progresa de peón a administrativa en la fábrica, posteriormente encuentra un mejor trabajo en el departamento de ventas en una compañía de construcción y vemos como finalmente decide montar su propio negocio. En toda su trayectoria ha habido sacrificio, engaños,… pero de cada caída se ha levantado y ha decidido luchar por un futuro mejor.

Os recomiendo este libro, si tenéis interés en la situación, sobretodo emocional, de estas chicas que dejan su pueblo y se aventuran solas a encontrar un futuro mejor en la ciudad. Os he hecho un resumen personal de lo que a mi me ha parecido importante destacar, pero he dejado muchos temas en el tintero, así que os animo a leerlo!

Para terminar, os dejo una entrevista con la autora, eso sí, está en inglés:

chicas de fábrica

Libro: Chicas de fábrica. De la aldea a la ciudad en la China contemporánea.

Autora: Leslie T.Chang

Traductor: Joan Solé

1a edición junio 2012

Serie Política y Sociedad

Ediciones RBA

INFORMACIÓN ADICIONAL

[1] La Vanguardia. Aumentan las muertes subitas de trabajadores en la ciudad china de Dongguan. http://www.lavanguardia.com/vida/20140723/54412153075/aumentan-las-muertes-subitas-de-trabajadores-en-la-ciudad-china-de-dongguan.html 

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *