Nunca me cansaré de las ilustraciones de Florent Chavouet con su toque de humor! Si ya me encantó “Tokyo Sanpo” del que ya hablé en un post anterior, en el que Florent nos mostraba Tokyo a través de sus lápices de colores; para mi “Manabé Shima” es aún mejor, puesto que nos descubre la isla que lleva este nombre en la prefectura d’Okayama, que al ser menos conocida para el público, para mi tiene un interés doble tanto en contenido, como en el diseño de los dibujos.

IMG_7440

¿Dónde está Manabé Shima? Yo no tenía ni idea, así que consulté a nuestro amigo Google Maps…

Leer Más

El libro “Tokyo Sanpo” es un libro de las ilustraciones que realizó su autor durante su estancia de 6 meses, en la ciudad de Tokyo. Florent Chavouet nos descubre a través del libro los distintos barrios de Tokyo, siempre con un toque de humor. En bicicleta, con su silla plegable, cuaderno y lápices de colores, nos muestra rincones de la ciudad, así como su gente.
En el libro cada barrio se presenta con su respectiva “koban”, es decir, la comisaría del barrio. Sobre los “koban” corre el rumor infundado, que los policias suelen estar bastante tranquilos y que si eres un extranjero que no sabes japonés y les preguntas por alguna dirección, dificilmente te solucionan el tema… No lo he comprobado por mi misma, así que si alguno de vosotros tiene experiencia con los koban, dejad vuestro comentario debajo el post! Tengo que decir que Florent las dibuja con mucha gracia y algunas de ellas, sin el título del barrio, con los personajes que están hablando con el policia, ya se puede deducir de qué barrio de Tokyo se trata… os dejo una pequeña muestra:

Leer Más

Hiroshige fue uno de los pintores que introdujo el paisaje en la xilografía japonesa (grabados en madera) denominada ukiyo-e. El ukiyo-e mostraba “imágenes del mundo flotante” que derivaba de la idea budista del carácter efímero e ilusorio de la existencia terrenal. La brevedad e inconsistencia de la vida, dejándose llevar, gozando el presente y buscando los placeres para todos los sentidos. No obstante, durante el período Edo, adquirió un matiz hedonista, relacionado con las diversiones de la población de las ciudades en las casas de té y en los barrios de placer, en el teatro Kabuki y en los torneos de Sumo.

Hiroshige contribuyó en la representación del paisaje japonés del siglo XIX.

La xilografía japonesa de paisaje tuvo una gran acogida entre la población entre otros motivos, porque la población que no podía permitirse comprar pinturas caras, preferían xilografías baratas; así como la agudización de las leyes de la censura con las que el gobierno militar, quería erradicar los temas inmorales de burdeles y el exagerado lujo en las estampas ukiyo-e.

Leer Más