Me encanta ir a la librería y encontrarme con sorpresas como este libro. No conocía a la autora Aki Shimazaki y me ha encantado su estilo en la novela “Hôzuki, la librería de Mitsuko”. Es tan japonés…

A veces me pregunto en qué me fijo para escoger un libro o qué me atrae para comprarlo… En este caso, me enganchó el hecho que la historia se desarrolle en una librería. Las librerías siempre me dan paz y a la vez ése nerviosismo e ilusión de qué obra entre montones de libros atraerá tu atención y te enganchará a sus líneas.

En este caso, Mitsuko, la protagonista, tiene una librería especializada en filosofía. Su familia está compuesta por su madre, de pasado oscuro; y su hijo sordomudo Tarô. No obstante, los viernes por la noche, Mitsuko, se convierte en una camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite poder tener los ingresos necesarios para vivir con holgura con su familia.

No obstante, una nueva clienta de la librería, mujer de un diplomático y su hija Hanako, aparecerán en sus vidas. Y sin imaginarlo… podría perjudicar el equilibrio de la familia de Mitsuko.

Es un libro corto, muy fácil de leer, pero de profundidad en las relaciones entre los personajes. La autora trata en especial, la relación madre e hijo, a lo largo del hilo argumental. Además no puedes parar de leerlo, puesto que a cada capítulo necesitarás descubrir qué hay detrás de cada personaje y cuál es su pasado, el cual se va descubriendo en varios flashbacks y te mantienen en vilo hasta el final…!

Libro: Hôzuki, la librería de Mitsuko

Autor: Aki Shimazaki

De la traducción de: Íñigo Jáuregui

Editorial: Nórdica Libros

1a edición: Mayo 2017

138 págs

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

Cuando me enteré que Edicions del Periscopi publicaba el libro “L’acusació” de Bandi, en catalán, (También disponible en castellano “La acusación” por Libros del Asteroide) tuve muy claro que nos encontrábamos ante una obra única y que no podía faltar en mi parte de biblioteca sobre Corea del Norte. He publicado muchos posts en este blog sobre libros relacionados con Corea del Norte, ya fueran diarios de viaje de gente que habían conseguido visitar el país o bien desertores norcoreanos que tras encontrar asilo en Corea del Sur comparten su experiencia… Ahora bien, tener en la mano relatos de un norcoreano que aún vive allí, es la primera vez. Por este motivo este libro es tan especial, porque lleva el peso emocional de unos relatos de una persona que está en Corea del Norte y quiere darlos a conocer al resto del mundo. Allí donde se puedan publicar libremente.

El libro lleva por título “La acusación”. En la parte del epílogo, se explica que el significado del título se refiere a que el autor acusa a través de sus relatos al régimen norcoreano. De hecho todos sus relatos son críticos con el régimen y de denuncia. Pero mientras yo lo leía lo veía desde otro punto de vista. Todos sus relatos muestran distintos personajes, ciudadanos norcoreanos, los cuales viven permanentemente en alerta porque pueden ser acusados por cualquier acto que salga de lo que marca el régimen. A veces, sin hacer nada, son acusados igualmente con cualquier pretexto y sin posibilidad de defenderse. Mientras lo leía sufría por cada uno de los personajes, pensando si su destino cambiaría a manos de la acusación del Régimen o bien podrían superarlo. Así que yo le doy mi propia interpretación, la que he vivido durante su lectura.

En los distintos relatos se presentan distintas temáticas que ya conocemos los que hemos estudiado o leído sobre Corea del Norte: escasez de alimentos, falta de recursos energéticos, la importancia del estatus y las jerarquías, la constante observación por vecinos o miembros del partido, decisiones u opiniones unilaterales por miembros del partido que denuncian hechos o personas sin justicia alguna, la propaganda del régimen a través de los artículos de la prensa,…etc.

La época de los relatos van desde 1989 el más antiguo, a 1995 el más reciente, por lo tanto son relatos de la época de Kim Il Sung, hasta justo después de su muerte.

No puedo nada más que recomendarlo una y otra vez. Hay una persona que se está jugando la vida para dar a conocer estos relatos. No os podéis perder la crítica y la ironía de Bandi. Una obra excelente y no encontraréis otra igual.

 

Versión en castellano

Título: La acusación

Autor: Bandi

Editorial: Libros el Asteroide

 

 

Versión en catalán

Título: L’acusació

Autor: Bandi

Editorial: Edicions del Periscopi

Primera edició: maig del 2017

232 págs

 

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

“Algo que brilla como el mar” es una novela profunda que trata la complejidad de las relaciones personales, ya bien sean familiares, sentimentales o de amigos.

La autora nos muestra a través de Midori, su protagonista, un chico que vive en una familia con su abuela y su madre. Una familia desestructurada donde su abuela hace de madre y su madre es más bien parece una adolescente despreocupada. De vez en cuando además se presenta su padre biológico a su casa a visitarles, comer, charlar y tomar unas cervezas sin más responsabilidad.

Por otro lado el amigo de Midori, Hanada, decide vestirse de mujer para destacar, ser diferente y de este modo evitar que su vida sea absorbida por la sociedad.

Finalmente se encuentra Mizue, novia de Midori, la cual requiere más atención a Midori en su papel más bien distante en su relación.

El argumento gira entorno estos tres personajes, en especial Midori, los cuales, muchas veces se encuentran perdidos. Se cuestionan su existencia, la relación con los demás y su futuro.

¿Qué será ese algo que brilla como el mar?

Libro: “Algo que brilla como el mar”

Autor: Hiromi Kawakami

Traducción de Marina Bornas Montaña

Colección de Bolsillo

Editorial Penguin Random House

 1a edición: enero 2017

267 páginas

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Nota: Este post lo escribo en catalán ya que el libro se encuentra en este idioma.

Ja he dit alguna vegada que no sóc gaire fan dels llibres de reculls de contes o relats. Ara bé, la majoria dels contes continguts en “Corre, pare, corre!” de Kim Ae-ran, tenen un comú denominador: un pare absent. L’autora ha elaborat cada conte amb uns personatges que enfoquen de manera diferent la mateixa temàtica: un pare que abandona la seva filla abans de néixer, un pare que no fa la seva funció, un pare que abandona el seu fill a un parc,…però també jovent que viu de forma solitària en una ciutat com Seül. Aconsegueix d’aquesta manera una riquesa argumental, al conjunt del llibre, excepcional.

A Corea, com altres països de l’Àsia Oriental, com la Xina o el Japó, el pare és una figura molt important dins la família. A través dels diferents contes veurem com els personatges coreans han conviscut amb aquesta absència mostrant-nos els seus moments de solitud, els seus pensaments i emocions.  Paral·lelament a la temàtica del pare absent, l’autora també ens endinsa en altres temàtiques contemporànies a la capital coreana com l’individualisme, la dificultat de socialitzar, la precarietat laboral a zones rurals, la manca d’habitatge…

El llibre conté 9 contes:

  • Corre, pare, corre!
  • Vaig a súpers vint-i-quatre hores
  • Sky Kong Kong
  • Les nits d’insomni
  • La narradora perpètua
  • Un senyal d’amor
  • Qui llança petards a la platja?
  • El peix de paper
  • La casa on ningú truca a la porta

US EL RECOMANO (en majúscules). Doneu suport a la literatura coreana, que ja prou difícil és trobar títols traduïts al castellà, que tenir la oportunitat de llegir aquesta obra en català és un tresor.

Aprofito per comentar també que ha estat Número 1 en vendes a Corea i que és la primera vegada que es tradueix Kim Ae-ran al català.

Títol: Corre, pare corre!

Autor: Kim Ae-ran

Editorial: Godall edicions

1a edició: gener 2017

200 pàgines

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Vuelvo a la carga con otra novela de Kazumi Yumoto, si en un post anterior os hablaba del “Viaje a la costa”, esta vez le toca el turno a “La casa del álamo”.

Chiaki perdió a su padre de niña. Tras este acontecimiento inesperado, viajaba con su madre sin un rumbo fijo, hasta que un día bajaron del tren en una estación desconocida y se encontraron con la casa del álamo. La que  se convertiría en su nuevo hogar. La casera de la casa del álamo, era ya mayor y sus facciones eran muy peculiares. No parecía que le gustaran los niños. Pero finalmente ella y Chiaki estrecharán su relación. Es así como Chiaki descubre el secreto de la casera:

La anciana que entregaba cartas a los muertos.

El relato empieza cuando Chiaki se entera que su antigua casera ha muerto y decide asistir al funeral… El hilo argumental nos devuelve a la infancia de Chiaki, su estancia en la casa del álamo, junto con sus vecinos.

Es una novela tierna, emotiva, de reflexión a la muerte y de superación, relatada con un lenguaje simple y directo. Nuevamente os recomiendo que leéis Kazumi Yumoto.

Como en el caso de “Viaje a la costa”, también para “La casa del álamo” existe la versión cinematográfica, os dejo el tráiler (en japonés):

Libro: La casa del álamo 「ポプラの秋」

Autor: Kazumi Yumoto 湯本香樹実

Traducción de Rumi Sato

1a edición: febrero 2017

178 páginas

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

KAKEBO significa “libro de cuentas para el ahorro doméstico”.

Si quieres ahorrar a la japonesa, este es tu libro.

La japonesa pionera del KAKEBO fue Motoko Hani (Japón 1873-1957) y lanzó al mercado el primer kakebo de la historia.

Ya sea porque quieres ahorrar, controlar tu consumo diario, clasificar tus gastos… KAKEBO te proporciona pautas para rectificar malos hábitos y adquirir de mejores.

Planifica tus objetivos mensuales, define tus promesas y fija una cifra para ahorrar. Leer Más

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

La portada y el título me captaron enseguida la atención y salí de la librería con este libro bajo el brazo. Sayoko es una ama de casa con un niño pequeño de tres años. Se encuentra alejada de las demás madres del barrio y es incapaz de hacerse un hueco en los grupos de las madres de los parques de la zona. Sayoko, que antes de tener su hijo, trabajaba, decide volver a trabajar para cambiar su rutina acutal y conseguir un empujón hacia la sociedad. No obstante, es difícil encontrar trabajo y compaginarlo con el niño. Su marido no le anima. No le entiende. Él trabaja, ¿porque lo necesita ella? Por otro lado, su suegra la critica, los niños se tienen que criar con su madre y no abandonarlos e ir a trabajar.

Finalmente Aoi le dará la oportunidad a Sayoko y le ofrecerá un trabajo. Y no solo eso, sino con su carácter que le mostrará una libertad a la que Sayoko había renunciado. Junto a Aoi,  Sayoko consigue lo que estaba buscando, aunque el trabajo es duro, ella se esforzará al máximo y buscará una guardería a su hijo. Demostrará a su marido y a su suegra que puede llevar una casa, la familia y a la vez ser independiente.

Leer Más

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

En octubre de 1943, 25.000 universitarios japoneses eran enviados a los frentes de China y el Pacífico para cubrir las bajas. Las noticias que les llegaban del frente eran pocas y en general falseadas, por lo que pocos dudaban del destino de los estudiantes-soldados.

Los protagonistas de este libro nacieron alrededor de 1920 y pertenecían a familias de clase media. Sus padres se sacrificaron par enviarlos a la universidad, un 0,3% de la población privilegiada a acceder a estos estudios. El Rescripto Imperial sobre educación (Kyoiku chokugo) promulgado en 1891, definía el sometimiento a la constitución y a las leyes, así como la fidelidad al emperador. Promovía el sacrificio de la nación hasta sus últimas consecuencias. Lo que se ha definido como un “proceso de socialización de la muerte”. En el siglo XX, el Rescripto alcanzó el valor de texto sagrado, de memorización obligatoria para todos los estudiantes.

Este libro recoge los testimonios de estos estudiantes y licenciados universitarios que fueron obligados a participar en la guerra dejando atrás su futuro, su vida y sus seres queridos. Son cartas que llegaron a sus familiares por vías que evitaron la censura del ejército. Por ello, cada testimonio es un relato desgarrador, donde expresan claramente sus sentimientos, muchas veces en contra de la moral de servir el emperador.

El libro se divide en cinco partes, de las que quiero compartir algunas situaciones/reflexiones de estos testimonios a modo de ejemplo

1. LA GUERRA CON CHINA

  • Hidemitsu Oi (26 años). Licenciado en Ciencias Naturales: Su carta va dirigida a su madre y le explica que no se siente soldado, pero es lo que tiene que hacer. Se muestra muy preocupado por lo que se encontrará y si llegará a convertirse en una bestia.
  • Tadashi Kawashima (29 años). Estudiante de agricultura de Tokyo. Teniente de infantería: Critica como soldados japoneses de otra compañía maltrataban a un chino (los japoneses consideraban a los chinos inferiores y se cometieron muchas atrocidades al pueblo chino). Desea la paz y critica las atrocidades.

2. ¡CADA UNO EN SU LUGAR! LOS ESTUDIANTES-SOLDADO

Antes de 1937 (año del inicio de la segunda guerra chino-japonesa), los estudiantes japoneses estaban prácticamente exentos del servicio militar. Tradicionalmente, el grueso del ejército estaba formado por los jóvenes de entornos rurales. Del año 1937 al 1941, también los universitarios fueron reclutados.

  • Tokuro Nakamura (25 años): Crítica el alejamiento del conocimiento. Reflexiona y pide observar la magnitud que les rodea y prestar atención. Su punto de vista es contrario a la realidad de ese momento y es partidario de avanzar con discreción para dejar huella a la humanidad. Un Japón modesto. Le preocupa que servir a la nación de forma desinteresada se convierta en destruir al a nación.

3. LA GUERRA DEL PACÍFICO

6 meses después del ataque sorpresa a Pearl Harbour (7 de diciembre de 1941) el ejército japonés había ocupado Tailandia, Filipinas, Malasia, Nueva Guinea, Indonesia, Borneo y las Islas Salomon. Incapaces de defender tan inmensa área, perdieron luchas y empezaron las cargas suicidas:

gyokusai: morir con elegancia como estalla una joya

La rendición está prohibida por el emperador decían los oficiales japoneses. El peor de los sucesos de cargas suicidas fue el de Saipán en julio de 1944 donde 29.000 personas (todos mujeres y niños) fueron forzados a cometer el suicidio lanzándose por los acantilados.

Mientras tanto las noticias en el periódico y la radio tergiversaban la realidad convirtiendo derrotas en victorias, cargas suicidas en éxitos morales y sacrificios de la población en actos heroicos.

  • Mannosuke Seta (21 años). Estudiante de Lenguas Estranjeras: En la trinchera se lamenta de ser ateo y no tener soporte espiritual en ése momento. Se le hace insoportable ver como jóvenes con tanto talento son asesinados uno tras otro.

4. UNIDAD ESPECIAL DE ATAQUE: KAMIKAZES

En Japón la idea de muerte honorable por el emperador y la patria se inculcaba a los niños desde su infancia. Un % elevado de suicidas eran estudiantes universitarios. Muchos se presentaron voluntarios, otros fueron seleccionados sin más. No se trataba de fanáticos, ni perturbados, solo eran jóvenes que querían salvar su patria, a su emperador y a su familia. Tampoco tenían otra opción, ningún lugar donde huir.

  • Ichizo Hayashi (23 años) Estudiante de económicas: han decidido que será kamikaze. Encuentra consuelo en Dios y lamento para su madre. Su deseo de morir por el Emperador no procede de su corazón. Han decidido por él que debe morir por el Emperador y así será.
  • Akio Otsuka (23 años):

    Ya os digo, tan claramente como puedo, que voy a morir contra mi voluntad.

Los soldados traían consigo amuletos, fotos de su familia y muchos de ellos la faja de mil puntadas (senninbari). Ésta última se trataba de una faja de tela blanca con 1000 puntadas de color rojo, normalmente hechas por la madre, la hermana o la mujer del hombre que iba a la guerra, las cuales pedían a otras mujeres que hicieran las puntadas. La razón de las puntadas es que conferían fuerza a la tela y era un amuleto de buena suerte, por lo que los soldados se ponían el cinturón como protección a sufrir algún daño.

 

 

 

 

 

Mujeres preparando una faja de mil puntadas (izquierda). Faja de mil puntadas (derecha).

4. LA GUERRA ESTÁ PERDIDA

  • Hisao Kimura (28 años) condenado como criminal de guerra a una prisión de Singapur. Aceptar la responsabilidad por lo que otros han provocado hacer le parece irracional e injusto. Condena el hecho que él solo había servido con todo su empeño a su patria. Reflexiones antes de morir a la horca, sus ganas de aferrarse a la vida, se acuerda de sus padres… un testimonio realmente impactante.

Recomiendo este libro porque recoge un conjunto de testimonios muy valiosos, que permiten conocer la otra cara del Japón fascista…las emociones, sentimientos, pensamientos…de todos aquellos jóvenes que se vieron obligados a sacrificar sus vidas por su país, que se vieron obligados a dejar a sus seres queridos y que no pudieron decidir su propio destino.

Libro: No esperamos volver vivos. Testimonios de kamikazes y otros soldados japoneses.

Edición de Diego Blasco Cruces

Alianza editorial 2015

237 páginas

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

osamu dazaiVuelvo a la carga con otra obra de Osamu Dazai. Ya os presenté “Repudiados” en un post anterior. Esta vez le toca el turno a “Indigno de ser humano”. A través del protagonista de esta novela, Dazai hace una reflexión sobre qué significa ser “humano”, la interacción con la sociedad, lo que espera la gente de uno mismo, el miedo a no ser aceptado…

El narrador del hilo argumental de la novela empieza explicando cuando de pequeño subía y bajaba el puente elevado de la estación con entretenimiento, qué divertido y qué decepción al conocer su verdadera función: cruzar unas vías. También las ilustraciones del metro, las veía como un juego de lo más entretenido, hasta que supo que solo servía para transportar personas…

Nuestro protagonista es un niño enfermizo que muy a menudo tenía que guardar cama… qué aburridos le parecían los estampados de los edredones… pero luego comprendió que solo tenían un efecto práctico.

Así pues, desde bien pequeño, se sintió desmoralizado por lo sombría que era el alma humana. Tras observar el comportamiento de las personas, decidió adoptar una máscara y convertirse en bufón de la sociedad, hacer reír a los de su entorno, como respuesta a su miedo al ser humano.

Leer Más

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Es mi primera novela de la autora coreana Kyung-Sook Shin y tengo que decir que me ha fascinado su estilo en esta novela y de bien seguro voy a profundizar en sus obras.

La novela que os traigo se titula “Primavera helada” y Yun, su protagonista, recibe una llamada:

Era la primera vez que él me llamaba en ocho años. Reconocí su voz al instante.

Esta llamada que marca el inicio de la novela, transportará el hilo argumental de la misma a ocho años atrás, cuando Yun era una estudiante universitaria en Seúl. Allí conocerá a un chico muy decidido y una chica que apenas muestra su cara, con las manos llenas de cicatrices y con un halo misterioso… misterios que se irán descubriendo poco a poco a lo largo de la novela, donde veremos que todos los personajes tienen un drama personal, relacionados con la muerte. Durante la novela veremos como la relación entre ellos se irá estrechando y a la vez nos mostrarán su intimidad, sus momentos de depresión y sus momentos de superación con la ayuda que se proporcionarán entre ellos. Cuando llegaremos en el punto en que parecen encontrar su estabilidad emocional, distintos factores externos influirán dando un giro inesperado al destino de cada uno de ellos, llevándolos al momento de su separación de la que parte la novela y más allá, hasta ver como siguen sus caminos.

No puedo más que recomendar encarecidamente su lectura, no se trata de la típica novela de amigos inseparables, que personalmente me dan a veces un poco de pereza, sino que va mucho más allá. Encontraréis además reflexiones filosóficas del sentido de la vida de los que te hacen pensar. Por otro lado, el entorno de los estudiantes se encuentra además en época de reivindicaciones estudiantiles, con la mirada puesta en un futuro y país mejor. El fracaso en sus expectativas e ilusiones, tendrán sus consecuencias a nivel emocional de los personajes, así como de su destino.

La novela es muy dinámica ya que el narrador se intercambia a veces y nos permite ver las mismas situaciones desde la perspectiva de otros personajes. Los giros en los tiempos y en los sucesos, son a veces inesperados y te enganchan hasta el final.

Título: Priprimavera heladamavera helada

Autora: Kyung-Sook Shin

Traducción de Matuca Fernández de Villavicencio

Editorial Grijalbo

Primera edición: septiembre 2013

316 páginas

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone