La creación, pero sobretodo el uso de la bomba atómica por primera vez en Hiroshima, llevó a muchos científicos a sentirse culpables y responsables del fin en que se utilizaron sus investigaciones. En el libro se comenta que en ese momento se mató a una bella ciencia y que el amor al descubrimiento científico terminó en una carrera bélica con la construcción del arma más letal. Aunque la decisión final del uso de la bomba, no fue científica, sino política.

A continuación se expone una relación histórica de las distintas investigaciones y descubrimientos que llevarían a la creación de la bomba atómica.

Antes de la Primera Guerra Mundial

El libro retrocede hasta la época en  Röntgen descubrió los Rayos X (1896), en el mismo año en que Becquerel por casualidad descubrió la radioactividad. Marie Curie y su marido Pierre por su lado descubrieron dos nuevos elementos radioactivos: el Polonio y el Radio (1898). Un año después, sería un alumno de Pierre, el químico André Debierne quién aisló un tercer elemento: el actinio.

En ese momento empezaron a observar también sus efectos sobre el cuerpo humano en forma de quemaduras y inflamaciones. Pierre observó que si provocaban la destrucción de tejidos, se podría usar para destruir las células afectadas por el cáncer. Fue en 1903 cuando se usó por primera vez la radioterapia para combatir el cáncer.

Rutherford interesado por los descubrimientos de los Curie, investigó por su parte el fenómeno de la radioactividad y descubrió que el uranio emitía dos tipos distintos de rayos: los rayos alfa y los beta, más tarde sería Paul Villard quien descubriría un tercer tipo de radiación, las gamma. El mentor de Rutherford, Thompson, por su parte, descubrió los corpúsculos (más tarde denominados electrones) siendo las primeras partículas subatómicas que se descubrieron, dejando obsoleta la teoría del átomo indivisible. Rutherford describía en 1900, el fenómeno característico de la “media vida” de la radioactividad. Al año siguiente junto con Soddy presentarían la “teoría de la desintegración” y tras otro año, Rutherford descubre que el átomo se comporta como el modelo planetario, donde los electrones giran entorno a su núcleo. Paralelamente a estos descubrimientos, Planck por su parte publica la “teoría cuántica” que captó el interés de Einstein el cual siguió estudiándola para confirmarla. Sería 5 años más tarde, en 1905, cuando Einstein formulaba la teoría de la relatividad (E=mc^2). A finales de 1912, Rutherford junto con su alumno Bohr, presentaron el modelo “Rutherford-Bohr” del átomo.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918)

Con el inicio de la Primera Guerra Mundial, los científicos colaboraron con sus investigaciones y descubrimientos. Por ejemplo: Rutherford creó un sistema de escucha submarina; Marie Curie por su lado, aportó coches radiológicos y tratamientos para los heridos.

El final de la Guerra se proclamó tras el uso de la primera arma química: el gas tóxico, concretamente gas cloro.

Tras la Primera Guerra Mundial

1919-Rutherford descubre la desintegración del átomo.

1922-Bohr elabora el modelo cuántico del átomo.

1925-Pauli formula el “principio de exclusión”, según el que no puede haber dos electrones en la misma órbita de un átomo, alrededor del núcleo.

Por su lado, Heisenberg elabora la primera versión de la mecánica cuántica y Schrödinger el de la mecánica ondulatoria según el cual, los electrones se comportan como ondas. Posteriormente se vería que ambas teorías son complementarias.

1927-Heisenberg formula el “Principio de incertidumbre”.

Finales de 1930, Ernest Lawrence crea el primer ciclotrón.

1932-Chadwick que colabora con Rutherford, descubre el neutrón, lo que permitió la comprensión de los isótopos. A la vez, el neutrón resultó ser el misil ideal para bombardear e investigar elementos gracias a su capacidad de viajar a gran velocidad hasta penetrar en el núcleo del átomo. Este mismo año se descubre el deuterio y se consigue la desintegración del núcleo de un átomo con un acelerador de partículas.

1933-Carl Anderson descubre el positrón. En estas fechas Hitler amenaza a los científicos judíos, lo que obliga a éstos a emigrar al extranjero, eran acogidos mayoritariamente en Inglaterra.  Joliot-Curie descubre la radioactividad artificial mediante bombardeo mediante partículas alfa. Fermi, por su lado, descubre elementos transuránicos que tendrá un papel esencial en el desarrollo de la bomba atómica.

1934-Se reinterpretaron los transuránicos como fragmentos de isotopos. Pero aún no se llega a descubrir la fisión nuclear.

Durante la Segunda Guerra Mundial

1939-Descubrimiento de la fisión del uranio, produciendo elementos radioactivos y liberando grandes cantidades de energía y Szilard demuestra las reacciones nucleares en cadena.

1940-Se publica el Memorándum Frisch-Peierls “sobre la construcción de una “superbomba” basada en una reacción nuclear en cadena en el uranio”.

Posteriormente un informe presentado por Gran Bretaña a Estados Unidos para fabricar la bomba conjuntamente, junto con el miedo y unos informes sobre la capacidad de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial pudieran fabricar la bomba, llevó a ambos países a colaborar en el proyecto que resultaría con la fabricación de las dos bombas atómicas que finalmente estallarían en Hiroshima y Nagasaki.

Es interesantísimo como la autora relata todo el proceso de investigación y desarrollo de la bomba atómica en el centro científico ubicado a Los Álamos, así como los ataques por parte de los aliados a la fábrica de agua pesada en dominio alemán con el fin de evitar que estos últimos pudieran llegar a fabricar la bomba.

Se seguían dos líneas de investigación distintas para la elaboración de la bomba atómica. Adjunto figura presente en el libro (página 291):

La Little Boy que fue lanzada en Hiroshima se alimentaba de Uranio, mientras que Fat Man lanzada en Nagasaki era de Plutonio. Little Boy fue probada antes de ser lanzada en Hiroshima, en la llamada prueba Trinity que tuvo lugar en una extensión de terreno a 150 km de desierto conocida como la Jornada del Muerto, en el centro de Nuevo México, al sur de Los Álamos. Fat man, nunca se llegó a probar.

Finalmente, tras tomar la decisión de hacer uso de la bomba atómica, ésta tenía 4 posibles objetivos: Hiroshima, Kokura, Niigata y Nagasaki. Debían de darse las condiciones climatológicas óptimas para realizar el bombardeo. Finalmente el día 6 de agosto de 1945 estalló la bomba en Hiroshima. La segunda bomba tenía como objetivo Kokura pero la ciudad se encontraba cubierta de nubes y se desvió a Nagasaki, donde estalló el 9 de agosto de 1945.

Recomiendo este libro a todo amante de la ciencia y de la historia. La autora relata perfectamente todos los descubrimientos científicos que llevaron des de el descubrimiento de la radioactividad hasta la fabricación de la bomba atómica y como científicos lucharon e intentaron persuadir a los políticos de no hacer uso de la ciencia para fines militares finalmente sin éxito. Es muy interesante el epílogo dónde describe los “qué habría pasado si…”.

img-2Libro: Antes de Hiroshima. De Marie Curie a la bomba atómica.

Autor: Diana Preston

Editorial: Tiempo de Memoria Tusquets Editores

Colección: Historia

1a edición marzo 2008.

457 págs.

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Posted in Sin categoría

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *